5.8 C
Ushuaia
HomeEspectáculosCómo es Now and Then, la nueva y última canción de Los...

Cómo es Now and Then, la nueva y última canción de Los Beatles que salió hoy

Noticias y curiosidades del mundo

Buena parte del mundo, sobre todo Paul McCartney, se niega a aceptar que Los Beatles no existen más. Como consecuencia, se acaba de editar en plataformas de streaming como You Tube o Spotify Now and Then, el último y nuevo tema de Los Beatles.

Allí, gracias a la tecnología de punta, tenemos a un John Lennon pisando los 40 años a fines de 1970 en su apartamento neoyorkino del Dakota, a George Harrison a sus 52 en el estudio personal de McCartney, quien regrabó casi todas sus partes en el mismo lugar el año pasado a los 81, al igual que Ringo Starr, 82, desde su estudio personal Los Ángeles.

Paul, el factótum, coprodujo con Giles, el hijo de George Martin. Todo queda en familia.

En formato físico, Now and Then ha sido editado este jueves 2 de noviembre como simple: CD y una variedad de tamaños de vinilo, y hasta “cassette” (!).

El viernes 10 se lo incluirá como último tema del compilado 1967-1970, el Álbum azul, que será reeditado con su contrapartida 1962-1966, el Álbum rojo, ambos en versiones extendidas (cada uno tendrá tres vinilos en vez de dos) y pletóricos en nuevas mezclas estéreo.

En todos los simples, el lado B será una nueva mezcla en estéreo de Love Me Do, el primer simple oficial, como una forma de cerrar el círculo.

Una canción con mucho recorrido

Y la historia de Now and Then es vieja, y no sólo porque data del último tramo de los ’70 y se emparenta con las canciones que Lennon compuso y grabó de forma básica en su hogar, como Free as a Bird y Real Love, los dos temas en su momento terminados por los Threetles (es decir: Paul, George y Ringo). Porque todo esto se remonta al proyecto Anthology (1995-1996).

En su conferencia de prensa de diciembre en 1993 en suelo argentino, McCartney había anunciado que a principios del año próximo los sobrevivientes se iban a reunir con vistas a grabar música instrumental para un documental.

John Lennon dejó grabada John Lennon dejó grabada «Now and Then» en un casete en los años ’70. Yoko Ono se lo dio a McCartney y allí comenzó la historia. Pero en abril de 1994, cuando Paul presentó a John en la inclusión de este último en el Rock and Roll Hall of Fame, Yoko Ono le entregó un par de cassettes de Lennon.

Un tema, en otra versión, Real Love había sido parte del documental Imagine: John Lennon (1988). Grow Old With Me, ya se conocía póstumamente como demo en 1984 (de la época del álbum Milk and Honey) y luego, en 1998, con arreglo orquestal de George Martin en el propio Anthology de Lennon.

Pues bien, ya en 1991 Harrison le estaba preguntando a Ono si esta tenía alguna cinta de Lennon sobre la cuál trabajar. Se puede escuchar a George mencionarlo en el teaser estrenado la semana pasada, que fue el adelanto del mini-documental de doce minutos Now and Then – The Last Beatle Song, editado el 1 de noviembre en YouTube y Disney+. Un videoclip de Peter Jackson se sumará mañana 3.

Paul, John, Ringo y George, sus majestades Los Beatles, en 1966, en Japón. Foto: AFP Paul, John, Ringo y George, sus majestades Los Beatles, en 1966, en Japón. Foto: AFP Paradójicamente, Harrison, además de presentar como una condición innegociable que la sesión debería ser producida por su socio de Nube nueve (1987) y los Travelling Wilburys (1988-1991), Jeff Lynne, era el menos convencido por la calidad de las canciones de Lennon, tanto en lo artístico como en el audio.

“Espero que cuando esté muerto, alguien haga esto con mis demos de cuarta” dijo, sarcástico como siempre. Pero a la vez, era el que más necesitaba el dinero del proyecto por haber sido estafado por su manager, vinculado al debacle de su compañía cinematográfica, Handmade Films, un puntal del cine inglés de los Ochenta.

El 22 de junio de 1994, una vez terminado el primer tema de la “reunión”, Free as a Bird, se volvieron a juntar en el estudio Hog Hill Mill de McCartney en Sussex, Inglaterra, para trabajar en Now and Then (“De vez en cuando”, sería la traducción), ya revisada en el inicio de las sesiones en enero. De hecho, la canción se había registrado en la sociedad de autores como I don’t Want to Lose You, una de sus frases recurrentes.

Video

El nuevo tema de los cuatro de Liverpool también tiene un documental de 12 minutos.

Según Jeff Lynne, quien conserva crédito de “producción adicional” en la versión publicada hoy, sólo trabajaron una tarde -algo que la información contradice- y la grabación, aparte de considerarse más incompleta que el resto, presentaba mayores problemas de frecuencia que las demás para ser “limpiada”, con una tecnología muy lejana a la actual.

Cuando la dieron por perdida

El 20 y el 21 de marzo, los intentos de resucitar Now and Then concluyeron. Antes o después de esto Harrison perdió la paciencia y llamó a la canción (¿o a la grabación, por su calidad de audio?) rubbish (basura). No volvieron a grabar un tema “nuevo” hasta Real Love, en febrero de 1995.

McCartney había contado a la prensa, aún con Harrison vivo, que había quedado otra canción en el tintero -Paul no se mostró interesado en Grow Old Along with Me, aunque finalmente participaría como invitado de una versión de Ringo de 2019- pero Now and Then permaneció en el terreno de lo que pudo haber sido.

En En «Now and Then», Paul McCartney aportó guitarra, bajo y voces. Ringo Starr sumó su batería y también hizo coros. Foto: Reuters Ya en 2002, Paul, en una sesión de chat con fans, casi a un año de la muerte de George, se había mostrado interesado en terminarla. Dado que las circunstancias eran distintas, en 2005 Yoko Ono se mostró escéptica pero a la vez dispuesta a considerar la propuesta.

Finalmente, el proyecto se inició en 2022. Gracias a la tecnología MAL que el director Peter Jackson había desarrollado con su equipo para el documental Get Back, lo que le permitía aislar voces e instrumentos con la mayor claridad; tecnología utilizada para “demezclar” los elementos musicales unidos dentro de una misma pista en el álbum Revolver, y aplicarlo al box set del año pasado, finalmente había llegado la herramienta para resolver el problema de fidelidad en Now and Then.

Y qué lindo que sería que en algún momento se aplicase esta tecnología para lograr que las voces de Lennon en Free as a Bird y Real Love suenen mejor, sobre todo la primera, con su cualidad espectral.

George Harrison no estaba muy convencido de trabajar sobre George Harrison no estaba muy convencido de trabajar sobre «Now and Then». El audio no lo conformaba y parece que la canción, tampoco. Foto: EFE En la primera mitad del año, sin querer ¿queriendo?, McCartney dijo que se había utilizado Inteligencia Artificial para trabajar en el “último tema” de los Beatles. Mientras muchos temían “falso Lennon”, “falso Harrison”, voz de Paul rejuvenecida; la cosa era mucho más sencilla.

A MAL se le puede “enseñar” cuál es la voz humana y las frecuencias que conlleva. Lo mismo para el piano o el ruido de ambiente. Entonces puede aislar un elemento del otro, eliminando el ruido y separando el canto y el instrumento, además de realzándolos.

Cómo suena «Now and Then»

La fidelidad es poco menos que impresionante, no hace más que falta escuchar los segundos de la voz de Lennon incluidos en el documental -donde también se escuchan otros fragmentos, por separado o mezclados, utilizados en la versión final-.

Se conservaron guitarras y algunos coros de Harrison de las sesiones de mediados de los ’90. Aparentemente, Paul y Ringo regrabaron todas sus partes. Desde Sussex, McCartney agregó guitarras, bajo (se lo ve en el documental tocando su Höfner), piano (doblando el de Lennon, truco usado en los demás temas de la reunión), clavicordio eléctrico, percusión… y un solo de slide en el estilo de Harrison, como homenaje.

Un mural sobre Los Beatles. Un mural sobre Los Beatles. «Now and The», su nueva y última canción los vuelve a poner en la actualidad musical. Foto: AFP En una falta total de interacción, Starr reemplazó su anterior batería desde su estudio de Los Ángeles Roccabella West. Producido por Paul y Giles Martin, hijo de George, y responsable del trabajo sobre todo el catálogo Beatles, ambos, realizaron junto a Ben Foster un arreglo de cuerdas que fue grabado en los legendarios Capitol Studios en Hollywood. McCartney cantó una voz líder y armonizó con Lennon; Ringo metió algún coro, y ambos sobregrabaron percusión.

El mago Penn Jillette (la mitad del dúo Penn & Teller) hace unos meses declaró haber escuchado el tema y contó que se habían usado voces de la canción Because. Lamentablemente, es verdad: tomando el criterio mash-up del soundtrack para el espectáculo del Cirque Du Solei Love (2006), recurrieron a los coros de aquélla, Eleanor Rigby y Here, There and Everywhere.

Otros comentarios de “gente con acceso” que venía posteando hace meses en foros de melómanos también tenía información correcta, como que la canción Iba a salir para un relanzamiento del Red (todo el Rojo fue remezclado en stereo, usando la tecnología MAL, hasta She Loves You, de la cual no existían multipistas) y el Blue; que Ringo y Paul no habían grabado juntos, y que este había tocado un solo a la George.

La pregunta ya se arrastraba de Free as A Bird: ¿Lennon hubiera querido esto? Yoko (hoy el hijo de ambos, Sean, la ha reemplazado) dijo que sí. Ahora ¿Harrison estaría de acuerdo? Según su viuda e hijo, Oliva y Dhani respectivamente, el único problema de George estaba en el aspecto técnico.

¿Y cómo suena Now and Then por Los Beatles? «One, two», cuenta Paul. Pausa de medio compás y entran guitarras acústicas, piano y acentos de batería. Después de cuatro compases, Lennon comienza la estrofa tal cuál se la conoce en piratas (que van siendo sistemáticamente borrados de YouTube y vueltos a cargar), pero acompañado por la banda, con Ringo golpeando el rimshot (el borde) del redoblante, toda una rareza.

En el estribillo, John y Paul vuelven a armonizar: “De vez en cuando, te extraño”. Ringo hace de Ringo y menos de metrónomo humano, como en el ‘95. Lo de George, dadas las circunstancias, es más que casual, aunque se escuchan marquitas suyas guitarrísticas y vocales aquí y allá.

El orden del demo también ha sido alterado para evitar las partes en la que Lennon se había quedado sin letra. Después del segundo estribillo, Paul toca su solo de slide a la Harrison, que reaparece en algunas frases. Aunque es más que bueno, otra prueba de su versatilidad, está lejos del aporte de George en Free As a Bird y Real Love, lo mejor de ambas canciones.

No obstante, el bajo de Paul es más interesante que en los dos temas previos. Las armonías levantadas de grabaciones sixties vintage, por fortuna, no suenan obvias. El arreglo de cuerdas no es tan inventivo como los del viejo Martin, aunque también juega con el slide.

Los buenos y viejos tiempos de la beatlemanía revividos con la canción Los buenos y viejos tiempos de la beatlemanía revividos con la canción «Now and Then». Foto: AFP La voz de John suena, dadas las circunstancias, excelente, y todo parece ser una canción solista de Lennon completada por sus amigos. Masterizada fuerte, como es costumbre actual.

Cuando te querés dar cuenta, se ha terminado, con una pandereta marcando el fin junto a las cuerdas, y la voz de Ringo como última palabra. Para algunos, una muestra de concisión pop de un simple que no parece durar 4:08. Para otros, será evidencia de un tema incompleto. Pero es un bello y más que digno final para los Beatles.

El sueño terminó pero no para el mercado, que con todos los remixes estéreo del Álbum rojo tantea remezclar todos los discos del ‘63 al ‘65 y quizá hasta convertirlos en cajas de lujo. Y tal vez tampoco terminó para Paul, quien posiblemente, en su estudio casero, siga jugado con piratas hogareños de John y les haga la segunda voz.

Opinemos lo que opinemos, mejor acudir a las inmortales palabras de un filósofo rosarino (un tal Alberto Olmedo): «Si lo vamos a hacer, vamos a hacerlo bien».

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS