7.8 C
Ushuaia
HomePolíticaEmpezó el juicio contra 5 policías por fallas en la investigación tras...

Empezó el juicio contra 5 policías por fallas en la investigación tras el homicidio de un joven músico

Ángel Almada tenía 17 años cuando murió tras caer de un puente. Acusan a los efectivos y a un ex delegado municipal de irregularidades.

Ángel Almada tenía 17 años y la ilusión de consolidarse como músico desde la orquesta para jóvenes a la que concurría en Ingeniero White, a 10 kilómetros de Bahía Blanca. El verano de 2016 estaba por terminar cuando sufrió heridas que le provocaron la muerte. La causa, que estuvo por cerrarse. comenzó luego a investigarse como homicidio. Y ahora comenzó el juicio contra 5 policías que cometieron irregularidades.

La madrugada del 5 de marzo de ese año apareció inconsciente en un sitio cruzado por varias vías férreas que entran y salen del puerto. Estaba debajo de un puente peatonal, en un coma profundo y con principio de hipotermia. Tres días después, los médicos dispusieron su “muerte encefálica”, tras el golpe recibido al caer desde unos cinco metros de altura.

En el lugar donde lo encontraron, no estaban ni su mochila ni el teléfono celular, que apareció recién cuatro días después. Durante más de un año, el caso se investigó y estuvo a punto de cerrarse como un suicidio, hipótesis que su entorno rechazó desde un comienzo. Recién en noviembre de 2017 una pericia de Gendarmería Nacional hizo virar la dirección de la causa.

Con una reconstrucción del hecho y otras medidas técnicas concluyó que Ángel ya estaba inconsciente antes de caer desde el puente. La causa, luego de ser instruida por dos fiscales, recayó en Marcelo Romero Jardín, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Judicial 8, quien dirigió su pesquisa hacia los primeros pasos que se dieron en el expediente, que conducían a la “muerte accidental”.

Desde un primer momento los familiares de Angel Almada que murió a los 17 años.tras caer desde un puente, pidieron justicia y que se investigaran las causas del deceso.

Fue allí cuando encontró “numerosas y graves irregularidades”, de las que habló en el juicio oral que se le sigue desde este miércoles a cinco efectivos de la policía bonaerense, entre ellos, dos comisarios. “Hay varios faltantes de firmas, de medidas que se ordenaron y de constancias que indicaban donde estaban las pertenencias de la víctima. También faltan dos firmas que no se sabe quién interviene”, precisó el fiscal en la primera audiencia.

Policías involucrados

Los policías involucrados están acusados de incumplir con sus deberes de funcionarios públicos. Se trata de Andrés Emir Mansilla, Gustavo Federico Rafael Cevallos, Marcelo Fabián De La Rosa, Claudia Elizabeth Olivera y Lidia María Magalí Ayala, todos ligados a la comisaría de Ingeniero White.

“Lo que da inicio a la causa es un acta que está confeccionada como si hubiera sido un choque sin heridos”, graficó Romero Jardín, quien no ocultó su sorpresa por lo que encontró. “Nunca lo vi. Me tocó trabajar en localidades pequeñas y esto allí se hace con mucha mayor responsabilidad”, expresó el fiscal.

Mencionó como antecedente clave del juicio la condena a dos años de prisión que recibió a fines del año pasado una mujer que tuvo en sus manos el teléfono móvil de Ángel. Cintia Noelia Serdeiro brindó un testimonio falso respecto de cómo llegó a ella el aparato, clave en la investigación de la muerte del joven músico.

Había dicho que aquella noche, el chico se lo había canjeado por un par de cervezas en un bar de Ingeniero White, antes de quitarle el chip y borrar su contenido. No solo sus amigos declararon que Ángel no bebía, sino que el informe de una compañía telefónica comprobó que el aparato, con la tarjeta de datos incluida, estuvo en uso varias horas después.

La jueza que condenó a Serdeiro por encubrimiento agravado remarcó que, con su declaración, “pudo cambiar el rumbo de una investigación por la muerte de una persona, lo que indica una mayor extensión del daño”. Agregó que la muerte de Ángel se produjo “por las graves heridas sufridas al ser arrojado por una o más personas del puente peatonal”.

Esta afirmación de la jueza correccional 3, Susana González La Riva, que está al frente del juicio oral, llevó a Romero Jardín a afirmar que la muerte de Almada debe ser investigada como un homicidio. “Ya no hay dudas de eso”, remarcó el investigador, que también acusará por usurpación de autoridad, títulos y honores a Marcelo Héctor Acosta, quien por entonces era el delegado municipal en Ingeniero White.

“Si había alguien que no tenía que intervenir era justamente él, el padre de la persona que, posiblemente, haya sido la última que estuvo con la víctima antes de los homicidas”, dijo Romero Jardín. Se refería a la hija de Acosta, que integraba el grupo de amigos de Ángel, y a quien testigos vieron con él la noche en que cayó del puente.

Tras el inicio del juicio, en los tribunales de Bahía Blanca, están previstas otras dos jornadas para jueves y viernes, con numerosos testigos. Junto al ex delegado y los policías, también iba a ser juzgado, aunque por falso testimonio y encubrimiento agravado, Héctor Pagotto. Sin embargo, su abogado acordó con el fiscal un juicio abreviado que aún debe ser resuelto por el Juzgado Correccional 1 de Bahía Blanca.

Bahía Blanca. Corresponsal

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS