9.8 C
Ushuaia
HomeSociedadZuccardi, el gran viticultor argentino

Zuccardi, el gran viticultor argentino

Y la expectativa era muy importante, porque en el informe 2020-2021 sobre Argentina para Robert Parker Wine Advocate, Luis Gutiérrez sostuvo que el Finca Piedra Infinita Gravascal 2018 “tiene en sus notas reminiscencias a algunos vinos del norte del Ródano, una combinación de piel de naranja, sangre y hierro, que denotan frescura y mineralidad, con una sensación gredosa y un final que mezcla jugosidad y textura. Los Zuccardi han alcanzado la sintonía fina para estos vinos de parcela, con los que comenzaron casi de forma experimental en la cosecha 2015. A este 2018 lo encuentro excelso. Fineza, elegancia, ¡simplemente soberbio!”. Eso, viniendo del primer catador de dicho medio referente en otorgarle 100 puntos a un Malbec adquirió una gran relevancia. Y no hizo más que poner de manifiesto lo que el viticultor y propietario de la bodega, Sebastián Zuccardi viene haciendo en los últimos años. En palabras del winemaker de la bodega, “al hacer este vino me gusta pensar que proviene de “un lugar dicho”. Quienes trabajamos diariamente en este viñedo sabemos que tiene lugares especiales, con particularidades realmente únicas”. Respecto a la cosecha 2018, Sebastián recuerda que fue “fresca y seca, lo que garantizó una sanidad excepcional y dio vinos de gran fineza y elegancia. Estas condiciones alcanzaron niveles realmente excepcionales en algunas parcelas de Piedra Infinita”.

Este vino nació como resultado de la búsqueda de la más pura expresión de identidad de la Finca Piedra Infinita. Proveniente de una parcela específica de 0,51 hectáreas, ubicada al noroeste de la finca en el Paraje Altamira.

Para los que no lo conocen mucho, Sebastián Zuccardi es muy político cuando habla, le gusta leer, es agrónomo, y está escribiendo la historia con sus vinos de lugar. A sus 42 años recién cumplidos y con toda la vida profesional por delante, ya es uno de los grandes referentes del vino argentino. Sin dudas, es uno de los protagonistas estelares de la revolución del vino argentino y también uno de los responsables del nuevo estado del vino argentino. Ese que vuelve a las fuentes y que se basa en el lugar. La creación de la IG Paraje Altamira fue su primer batalla ganada en ese sentido. 

Desde 2005 hace de las suyas en la bodega de su familia, más allá del proyecto universitario dedicado a las burbujas, el hoy famoso Alma 4. Él, desde el principio miró al Valle de Uco, muy convencido. Poco tiempo tardó en convencer a su padre y al equipo enológico. Y en menos de diez años ha liderado la transformación que ha llevado a Zuccardi y sus vinos a la más alta categoría.

Hoy, el quid de la cuestión es poder comprender hacia donde va este joven, líder del vino argentino y como seguirlo a través de sus vinos elaborados junto a la enóloga Laura Principiano y al ingeniero agrónomo Martín Di Stefano en la bodega más visitada de Altamira; Piedra Infinita. Allí sólo se hacen vinos de alta gama en pequeñas cantidades, en vasijas de cemento, ánforas y piletas, y algunos se crían en fudres y barricas de roble de 500 litros de diversos usos. Con la filosofía clara de intervenir lo menos posible en la bodega, pero lo máximo en la naturaleza para poder entenderla.

Sebastián no desafía los límites, sino los recorre. Y recién cuando los comprende, planta su bandera. Posee muchos frentes abiertos en el Valle de Uco, los Q como vinos de región, los Polígonos como vinos de pueblo, los Aluvional como vinos de paraje, los Finca como vinos de finca y el Supercal y Gravascal como vinos de parcela. 

Con los Aluvional nacieron los Malbec del futuro; al menos para mi. Porque fueron vinos concebidos desde el suelo y sus profundidades. Y si bien el Malbec es el mejor intérprete, cada lugar es el protagonista

Esta historia, que ya tiene muchos capítulos, recién empieza. Y lo más interesante es poder entender cómo este joven viticultor ha convertido una gran bodega en un gran productor de vinos de lugar, con estilo propio a fuerza de la interpretación de cada lugar. Así, sus tintos y blancos recorren el mundo con su sello único, tal como sucede con las etiquetas consagradas del Viejo Mundo.

Ser parte de la Comunidad DELIRIO es tener los mejores vinos, contenido relevante y profesional, junto a eventos únicos; para hacer de cada degustación un momento inolvidable. Además te lo llevamos a la puerta de tu casa en todo el país.

¡Queremos que seas parte de DELIRIO!, Suscribite ahora! o contáctate con DELIRIO para cualquier consulta sobre productos.

Además ingresando en www.cajadelirio.com.ar podes encontrar nuestra tienda online y adquirir los vinos que reciben nuestros suscriptores mes a mes

at Fabricio Portelli

Galería de imágenes

En esta Nota

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS