7.8 C
Ushuaia
HomePolíticaMarcelo Balcedo denunció a Uruguay por US$ 22 millones porque dice que...

Marcelo Balcedo denunció a Uruguay por US$ 22 millones porque dice que le frustraron un negocio

El exsecretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME) Marcelo Balcedo le inició un juicio por 22 millones de dólares al Estado uruguayo, por considerar que la confiscación de dos aviones privados que dispuso la justicia de ese país le impidió concretar un negocio por esa misma cifra.

El empresario, detenido en los primeros días de 2018 en su casa de Playa Verde y condenado dos años después por “lavado de activos, contrabando y tráfico internacional de armas”, se encuentra en Uruguay cumpliendo un acuerdo judicial que comprende una libertad vigilada, después de pasar dos años y ocho meses en prisión preventiva tras su captura.

Según publicó El Observador, el problema puntualmente fue con el avión Gulfstream G-IV, retenido por la justicia en 2018 cuando estaba por despegar del aeropuerto de Carrasco y que estaba en poder del argentino por intermedio de un contrato de alquiler con opción a compra.

“Lo que tenía Balcedo era una sociedad que arrendaba ese avión y lo explotaba”, explicó a ese medio Adriana Falco, abogada del sindicalista.

Balcedo fue condenado por “lavado de activos, contrabando y tráfico internacional de armas”.

En diálogo con La 990, Balcedo, hijo del reconocido gremialista de los años ’60 y ’70 Antonio Balcedo, explicó que las autoridades judiciales uruguayas “retuvieron el avión, a pesar de que a las 48 horas sabían que era un leasing, pero por maldad decidieron retener el avión y me hicieron perder un negocio multimillonario“.

“Por eso le inicié un juicio, que procedió porque se los notificó a todas las autoridades, en especial a la Fiscalía que es el ministerio público fiscal uruguayo, a la Justicia y por una cuestión de continuidad lo tuve que hacer contra el Estado uruguayo por 22 millones de dólares, que es lo que me hicieron perder“, precisó.

Balcedo exculpó al presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, “quien no tuvo ningún tipo de responsabilidad sobre el asunto”, y deslizó que “lamentablemente este juicio llega por la impericia y la malicia manifiesta de todos los fiscales actuantes en la causa y, reitero, por la inquina del jefe de fiscales Jorge Díaz, pertenecientes todos al Frente Amplio uruguayo”.

En particular, apuntó contra Díaz y la justicia de ese país: “Yo le había hecho una demanda a todos los fiscales, en especial al fiscal general (Jorge Díaz) por todas las barbaridades que habían dicho”.

“Entonces yo firmo el acuerdo con el Estado uruguayo a instancia de que, si yo no declinaba esos juicios civiles, te dejan preso, te embargan todo por 50 años y vas en cana”, agregó, y remarcó que el acuerdo, en ese contexto, se realizó “por la vía extorsiva”.

Su abogada, en tanto, aseguró que el avión “se estaba utilizando, se estaba pagando y estaba todo bien” y que pese a que “no era de su propiedad, tenía derecho a utilizarlo”. “Ese es el daño que se provocó y le hizo perder el leasing”, argumentó.

“Todo lo que llevaba pagado lo perdió y también la posibilidad de terminar de pagar el leasing y quedarse con el avión”, añadió la letrada de Balcedo, quien en el juico abreviado perdió más de ocho millones de dólares, una residencia y tres autos de alta gama.

Actualmente, más allá de esta presentación judicial millonaria, el sindicalista argentino espera el proceso de extradición para poder ser juzgado en nuestro país. Mientras, aguarda el desarrollo del proceso en su chacra, donde debería pasar otros dos años en prisión domiciliaria.

El caso de Marcelo Balcedo

Balcedo llevaba seis años como secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME) cuando fue detenido en su lujosa mansión “El Gran Chaparral” de Playa Verde junto a su mujer, Paola Fiege.

La causa por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y malversación de fondos públicos estaba radicada en el Juzgado Federal N°3 de la ciudad de La Plata, a cargo del juez Ernesto Kreplak.

Su captura fue realizada en un operativo en conjunto entre las Fuerzas de Seguridad y los Servicios de Inteligencia de Uruguay, Gendarmería Nacional y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) argentina.

Balcedo estaba al frente de SOEME desde 2012, cuando sucedió a su padre.

En el operativo descubrieron que Balcedo tenía en su poder 500 mil dólares, armas de fuego de distintos calibres y autos de lujo que no estaban a su nombre, como una Ferrari, un Mercedes Benz y un Chevrolet Camaro. Un Porsche, en tanto, estaba registrado a nombre de su mujer.

La orden de captura internacional de Balcedo y su pareja se había emitido el 25 de diciembre previo a su detención, en base a un informe de AFIP que dio cuenta de “operaciones de extracciones de dinero en efectivo sin investigación por 53.532.221 pesos” de la caja del gremio.

GRB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS