9.8 C
Ushuaia
HomeSociedadAcortar distancias para disminuir la pobreza

Acortar distancias para disminuir la pobreza

Hace unos 30 años, cuando estábamos lejos de nuestras casas y queríamos comunicarnos con nuestras familias o seres queridos, teníamos que hacer un gran esfuerzo para poder hablarnos. Había que ponernos de acuerdo en un día, un horario y buscar el teléfono más cercano. Principalmente padres y enamorados a la distancia se preocupaban y hasta se enojaban cuando alguna de estas coordinaciones fallaba y no se daba el encuentro. Venía el malestar, reclamos y hasta conflictos.

Hoy la tenemos mucho más fácil en esto de encontrarnos y acortar distancias. Un poco de señal de celular o un poco de internet ya alcanza para que abramos el abanico enorme de opciones para llegar al otro, escuchar su voz y vernos con nítida imagen. 

Pero en algunos aspectos, como sociedad parece que todavía seguimos como hace 30 años, porque nos está costando mucho ponernos de acuerdo y encontrarnos en temas centrales para nuestra Patria. Uno muy concreto: la pobreza acuciante y dramática que azota nuestro país. 

¿Pensamos que casi la mitad de nuestros compatriotas intentan la mayor parte de su día conseguir comida y resolver sus carencias de vivienda, y muchos no lo consiguen mientras que además deben buscar arreglárselas para que sus hijos puedan ir a la escuela, e inventar su propio trabajo? 

Algunas miradas pueden señalar a las personas como egoístas, individualistas y que sólo se interesan por lo propio. En la Argentina tenemos muchas experiencias contrarias y de solidaridad, pero sí verificamos que el sistema que se fue construyendo y vamos sosteniendo no ayuda a reconocer y hacerse cargo en forma suficiente de la pobreza e indigencia que margina a tantos hermanos. Por eso la Iglesia insiste en acortar distancias, superar la grieta, caminar al encuentro y ser solidarios y misericordiosos.

En Cáritas creemos que no alcanza con iniciativas individuales, aisladas. Por eso es que todos los días más de 40.000 voluntarios salen al encuentro y juntos buscan maneras de acortar distancias. A veces se logra rápidamente y a veces no, como cuando hace treinta años daba ocupado o el teléfono estaba ligado. Por la convicción de que el permanecer junto al hermano necesitado no se negocia, Cáritas vuelve a intentar una y otra vez. Ese compromiso permite que sean menos los niños que normalmente se van a dormir con hambre y puedan acceder a un plato caliente y alguien para compartirlo en una mesa grande. Hoy 6 de cada 10 padecen hambre cada noche. Es demasiado.

El próximo 11 y 12 de junio realizaremos nuestra Colecta Anual. Dejamos esos días nuestro servicio en los más de 3500 barrios y comunidades para salir a buscar a muchos otros vecinos que quieren también ser parte y comprometerse. Buscamos recaudar fondos para la ayuda de todo el año. Pero también conversar sobre los programas y acciones de desarrollo humano integral que implementa Cáritas y se necesitan en todo el territorio nacional. Invitándolos a sumarse a la decisión profunda de acercar corazones y que el desencuentro no sea la normalidad. El lema de la Colecta, “Tu compromiso acorta distancias”, es un llamado a la reflexión y ojalá a la conversión sincera que todos necesitamos. El prójimo nos espera, en comunidad.

*Director ejecutivo de Cáritas Argentina.

También te puede interesar

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS