5.8 C
Ushuaia
HomeTecnologíaBitcoin: aquí tenés las respuestas a las 8 preguntas más frecuentes

Bitcoin: aquí tenés las respuestas a las 8 preguntas más frecuentes

Bitcoin, y las criptomonedas en general, penetraron profundamente en los últimos tiempos en los servicios financieros y en la cultura.

Sin embargo, existen preguntas que se repiten con frecuencia, en especial entre los principiantes y que tienen dudas para incursionar en estos activos digitales.

Echaremos un vistazo a los conceptos básicos: qué es Bitcoin, de dónde proviene y cómo comprarlo, así como una variedad de otros temas, incluida la valoración, la legalidad y sus aplicaciones prácticas.

Historia del Bitcoin

Pero antes de responder a las 8 preguntas más frecuentes acerca del Bitcoin, repasemos una breve historia de fondo.

Bitcoin fue inventado en 2009 por una persona (o grupo) que se hacía llamar Satoshi Nakamoto. Su objetivo declarado era crear “un nuevo sistema de efectivo electrónico” que estuviera “completamente descentralizado sin servidor ni autoridad central”.

Después de cultivar el concepto y la tecnología, en 2011, Nakamoto entregó el código fuente y los dominios a otros miembros de la comunidad Bitcoin y, posteriormente, desapareció.

Las 8 preguntas más frecuentes acerca del Bitcoin

Bitcoin tiene una cotización muy volátil.

1- ¿Qué es Bitcoin?

En pocas palabras, Bitcoin es una moneda digital. No hay billetes para imprimir ni monedas para acuñar. Está descentralizado: no hay gobierno, institución (como un banco) u otra autoridad que lo controle.

Los propietarios son anónimos; en lugar de usar nombres, identificaciones fiscales o números de seguro social, Bitcoin conecta a compradores y vendedores a través de claves de cifrado. 

Y no se emite de arriba hacia abajo como la moneda tradicional; más bien, Bitcoin es “minado” por poderosas computadoras conectadas a Internet.

En los últimos años la cotización de Bitcoin tuvo altibajos muy fuertes.

2- ¿Cómo se “mina” Bitcoin?

Una persona (o grupo o empresa) extrae Bitcoins mediante una combinación de matemáticas avanzadas y mantenimiento de registros. Así es como funciona.

Cuando alguien envía un Bitcoin a otra persona, la red registra esa transacción y todas las demás transacciones realizadas durante un cierto período de tiempo, en un “bloque“.

Las computadoras que ejecutan un software especial, los “mineros“, registran estas transacciones en un libro de contabilidad digital gigantesco. Estos bloques se conocen, colectivamente, como la “cadena de bloques”, un registro eterno y de acceso abierto de todas las transacciones que se han realizado.

Usando software especializado y hardware cada vez más poderoso, y que consume mucha energía, los mineros convierten estos bloques en secuencias de código, conocidas como “hash”. Esto es más dramático de lo que parece; producir un hash requiere un gran poder computacional, y miles de mineros compiten simultáneamente para hacerlo.

Es como una multitud de chefs compitiendo febrilmente para preparar un plato nuevo y extremadamente complicado, y solo el primero en servir una versión perfecta termina recibiendo el pago.

Cuando se genera un nuevo hash, se coloca al final de la cadena de bloques, que luego se actualiza y propaga públicamente. Por su problema, el minero actualmente recibe Bitcoins.

Aunque se representa como una moneda física, Bitcoin es un activo digital.

3- ¿Qué determina el valor de un Bitcoin?

En última instancia, el valor de un Bitcoin está determinado por lo que la gente pagará por él. De esta manera, hay una similitud en el precio de las acciones.

El protocolo establecido por Satoshi Nakamoto dicta que solo se pueden extraer 21 millones de Bitcoins (hasta ahora se han extraído casi 19 millones), por lo que hay un suministro limitado, como con el oro y otros metales preciosos, pero sin un valor intrínseco real.

Existen numerosas teorías matemáticas y económicas sobre por qué Nakamoto eligió el número 21 millones.

Esto hace que Bitcoin sea diferente de las acciones, que generalmente tienen alguna relación con las ganancias reales o potenciales de una empresa.

Sin un gobierno o una autoridad central al mando que controle la oferta, el “valor” está totalmente abierto a la interpretación.

Este proceso de “descubrimiento de precios”, el principal impulsor de la volatilidad en el precio de Bitcoin, también invita a la especulación (no hipoteques su casa para comprar Bitcoin) y la manipulación.

Bitcoin es una inversión para hacer con cautela.

4- ¿Cómo compro Bitcoin?

Si estás dispuesto a asumir el riesgo asociado con la posesión de Bitcoins, hay un número cada vez mayor de casas de cambio de divisas digitales como Coinbase y FTX donde podés comprar, vender y almacenar Bitcoins.

Comenzar es tan mínimamente complicado como configurar una cuenta de Paypal. Con Coinbase, por ejemplo, puede usar su banco (o cuenta de Paypal) para hacer un depósito en una billetera virtual, de la cual hay muchas para elegir.

Una vez que tu cuenta está financiada, lo que generalmente toma unos días, podés cambiar la moneda tradicional por Bitcoin.

Bitcoin es una ruleta en materia de inversiones.

5- ¿Qué puedo hacer con Bitcoin?

Si bien hay algunos lugares donde podés gastar Bitcoins, muchas personas simplemente se aferran a ellos, como lo haría con otras inversiones a largo plazo.

La volatilidad de los precios de Bitcoin dificulta las transacciones de compras diarias, aunque un puñado de tarjetas de crédito y débito con tecnología criptográfica está comenzando a cambiar eso.

Bitcoin es la criptomoneda más famosa.

6- ¿Es todo legal en Bitcoin?

Respuesta corta y calificada: sí, por ahora, siempre y cuando, como cualquier moneda, no hagas cosas ilegales con ella. Por ejemplo, Bitcoin fue la única moneda aceptada en Silk Road, el mercado de drogas y otros bienes y servicios ilícitos de la Web Oscura que fue cerrado por el FBI en 2013.

Desde entonces, Bitcoin ha eludido en gran medida la regulación y la aplicación de la ley en los EE. UU., aunque está bajo un mayor escrutinio ya que atrae la atención general de los inversores institucionales.

Aunque es legal comprar y vender Bitcoins, muchos aspectos de la industria, como las preocupaciones fiscales para los inversores, aún ocupan un área gris que podría ser vulnerable a futuras regulaciones y/o acciones de aplicación de la ley.

Bitcoin suscita mucha curiosidad entre posibles inversores.

7- ¿Cuáles son los riesgos de Bitcoin?

Dejando a un lado los peligros legales y regulatorios, tanto como inversión como moneda, Bitcoin es muy riesgoso. Cuando te despertás por la mañana, sabés con bastante precisión cuánto podés comprar con un dólar.

Sin embargo, el valor financiero de un Bitcoin es muy errático y puede variar mucho de un día a otro e incluso de una hora a otra. Es muy difícil, aunque no imposible, que las transacciones de Bitcoin se remonten a individuos. Aunque están protegidos, también se oscurecen mediante el uso de claves de cifrado públicas y privadas.

Este anonimato puede ser atractivo, especialmente cuando las empresas y los comerciantes rastrean cada vez más cada una de nuestras compras, pero también presenta inconvenientes. Nunca puedes estar seguro de quién te vende Bitcoins o quién te los compra. Abundan las oportunidades para el lavado de dinero.

El robo también es un riesgo, y existen vías limitadas para obtener reembolsos, impugnar una transacción o recuperar dichas pérdidas. Una vez que una transacción llega a la cadena de bloques, es definitiva.

Marcos Galperín, de Mercado Libre, manifestó interés en el Bitcoin.

8- ¿Existen otras criptomonedas, además de Bitcoin?

Sí. Hay miles, y cada día brotan más. Aparte de Bitcoin, que es el verdadero progenitor de todos ellos, otras monedas alternativas conocidas incluyen Ether, Sol y Ada.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS