9.8 C
Ushuaia
HomeEconomíaPara frenar la caída del consumo el Banco Central mantuvo sin cambios...

Para frenar la caída del consumo el Banco Central mantuvo sin cambios la tasa de las tarjetas de crédito

Con el ojo puesto en evitar que el consumo se siga retrayendo, el Banco Central dejó a las tarjetas de crédito fuera de la última actualización de tasas de interés.

El mes pasado, el consumo dio señales de retracción. Un relevamiento de la consultora Scentia muestra que el crecimiento se desaceleró en marzo, con una tasa de expansión de apenas 3,7%, lejos del 9% de hace dos meses. 

Otro dato desalentador es que las operaciones con tarjeta de crédito crecieron 6,5% en el primer trimestre, por debajo de la inflación de ese período que marcó 16,1%. Esto es consecuencia en parte de que los bancos se demoran en actualizar los topes de gastos, que quedan viejos por la inflación. Pero también obedece a que hasta el mes pasado se encareció el costo del financiamiento.

En ese marco, la última actualización de las tasas de las tarjetas se produjo en marzo, cuando el costo del financiamiento pasó de 49 a 51%.

El miércoles pasado, el directorio del Banco Central dispuso elevar en 250 puntos básicos la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, pasando de 44,5% a 47%, lo que representa una Tasa Efectiva Anual de 58,7%.

La suba de las tasas de referencia del mercado que el Central dispuso el mes pasado busca ponerse a tono con las metas del acuerdo del FMI y evitar quedar muy retrasado ante la inflación, que se perfila a superar el 60% este año.

A la vez la autoridad monetaria modificó las tasas de los plazos fijos para retener los pesos dentro del sistema y evitar que presionen sobre la inflación o se vayan al dólar. Para personas humanas, el nuevo piso se fijó en 46% anual para las colocaciones a 30 días de hasta 10 millones de pesos, lo que representa un rendimiento de 57,1% de Tasa Efectiva Anual (TEA).

Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima garantizada se establece en 44%, lo que representa una Tasa Efectiva Anual de 54,1%.

Pero el Central no tocó la tasa de las tarjetas al considerar que la actualización de marzo fue suficiente hasta ahora. A la vez, el equipo de Miguel Pesce mantuvo sin cambios la tasa de financiamiento para bienes de capital, que se sostiene en 35%. En cambio subió de 43 a 45,5% la tasa de capital de trabajo para evitar “arbitrajes”.

“Las tasas de interés activas se mantienen en niveles compatibles con el impulso de la inversión y la producción, y el desarrollo del sector MiPyME. Adicionalmente, el BCRA seguirá regulando las condiciones de acceso al crédito para el consumo de las familias“, indicaron a través de un comunicado al dar a conocer los nuevos parámetros del financiamiento.

A la vez, el Central advirtió que “la suba de tasas es condición necesaria pero, por sí sola, no suficiente para reducir la inflación“. 

Tras el dato de inflación del 6,5% en marzo, el Central apuntó que ese salto “es, en gran parte, fruto de un shock internacional que afectó especialmente a los precios de los alimentos y la energía”, causado por la guerra en Ucrania. A esto se suma “la concentración de incrementos en precios de bienes y servicios regulados (naftas, electricidad y gas, educación y prepagas, entre otros) y aumentos estacionales (especialmente indumentaria)”.

Dada la naturaleza transitoria de este shock de oferta externo, “el BCRA espera que la inflación comience a desacelerarse gradualmente a partir de abril y mayo“.

En ese camino, “el BCRA continuará monitoreando la evolución de los precios y evaluará revertir el sesgo de la política monetaria en cuanto se consolide un sendero decreciente de la tasa de inflación”.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS