8.8 C
Ushuaia
HomeEspectáculosMurió la actriz francesa Catherine Spaak

Murió la actriz francesa Catherine Spaak

La actriz, cantante y presentadora de TV Catherine Spaak, francesa aunque naturalizada italiana, una de las bellezas que el cine peninsular intentó consagrar durante la década de 1960, falleció este lunes (18 de abril) en Roma a los 77 años, según informan distintos medios de Europa a partir de informaciones de sus familiares, quienes no abonaron las razones del deceso.

Nacida en Boulogne-Billancourt, Francia, el 3 de abril de 1945, descendiente de una familia belga, trabajó en Italia tanto en el cine como en el mundo de la televisión como presentadora del programa Harem, aunque su primer reconocimiento se produjo a sus 20 años de edad, cuando representó a la hija casi desconocida de Vittorio Gassman en Il sorpasso (1962), de Dino Risi.

Antes había aparecido en pequeños papeles en El boquete (1960, en Francia), de Jackes Becker, Dulce engaño (1960), de Alberto Lattuada, El pozo de las tres verdades (1961, en Francia), de François Villiers, y El deseo loco (1962), de Luciano Salce, con Ugo Tognazzi.

Spaak también se volcó, en su juventud, a la carrera musical.

Ese mismo año participó en Amores difíciles, con directores varios y un elenco múltiple, en La parmigiana, de Antonio Pietrangeli, con Nino Manfredi, 18 años al sol, de Camilo Mastrocinque, y en 1963 hizo un papel secundario en El deseo insaciable, de Damiano Damiani, con Bette Davis y Horst Buchholz, estuvo en La vida caliente (1963), de Florestano Vancini, con Jacques Perrin, más Tres noches de amor (1964), una en episodios de Renato Castellani, Luigi Comencini, Franco Rossi, junto a John Phillip Law, Renato Salvatori y Enrico Maria Salerno.

Luego actuó en La ronda (1965, en Francia), de Roger Vadim, midiéndose con figuras como Jane Fonda, Jean-Claude Brialy, Jean Sorel y Anna Karina.

Entre los grandes

Otros títulos en que estuvo fueron La derrota gloriosa (1964, en Francia), de Henri Verneuil, con Jean-Paul Belmondo, La armada Brancaleone (1965), de Mario Monicelli, con Gassman, Salerno y Gian Maria Volonté, Adulterio a la italiana (1966), de Pasquale Festa Campanile, otra vez con Manfredi, Espada para una doncella (1966), de Mauro Bolognini, con Robert Hossein, o Mi marido es mío y lo mato cuando quiero (1968), de Festa Campanile.

Acompañó a Marcello Mastroianni y Ugo Tognazzi en Break Up (1964), de Marco Ferreri, cuyo título original era El hombre de los cinco testículos, y en Estados Unidos estuvo en el elenco de Si es martes debe ser Bélgica (1969), de Mel Stuart, un título picante para su época en el que algunos secundarios eran Ben Gazzra, Vittorio De Sica, Senta Berger, Anita Ekberg, Elsa Martinelli y Virna Lisi.

15 años en la TV italiana

De vuelta en Italia protagonizó Una muchacha muy complicada (1969), de Damiano Damiani, con Jean Sorel, Florinda Bolkan y Luigi Proietti, y otros títulos de Marcello Fondato (Cierto, casi probable, 1969), Festa Campanile (La matriarca, 1968, y Con cuanto amor, 1969), Dario Argento (El gato de las nueve colas, 1971), Giorgio Capitani (La esclava, 1972, con Lando Buzzanca), Gianfranco Angelucci (Piel dulce de mujer, 1981), con Fernando Rey.

Su mayor popularidad fue lograda en la televisión italiana a través del programa Harem, que estuvo 15 temporadas en el aire, seguido por Forum, donde demostró una sorprendente formación intelectual que superaba el canon que le había puesto el cine.

Fuente Telam

CJL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS