9.8 C
Ushuaia
HomeSociedadTiene 12 años, es un genio del dibujo y sorprendió a Lionel...

Tiene 12 años, es un genio del dibujo y sorprendió a Lionel Messi

Juan Ignacio Méndez pasó sus 12 años de vida dibujando. Las paredes de su casa de Pergamino, ubicada a unos 200 kilómetros de Buenos Aires, son testigo: esbozaba con colores las ideas que luego convirtió en cuadro. Hoy, mientras da sus primeros pasos en la Secundaria, ya tiene en claro que su futuro coquetea con el arte. “Ya le escribió hasta la CEO de Marvel”, reconocen en su familia. Y no fue la única.

Los comienzos de Juani se dieron un poco por casualidad y otro poco por herencia. Su abuelo, el Laucha Méndez, fue un reconocido dibujante, humorista y poeta al que en su ciudad todos le rinden homenaje. “Dibujaba y pintaba muy bien. Mi tío también dibuja muy bien. Lo mejor que tiene es la imaginación, que le permite hacer grandes cosas”, le cuenta a Clarín, horas después de una exposición que lo obligó a viajar a Capital Federal.

Tenía apenas tres años cuando la docente del jardín de infantes citó a mamá Ángela y papá Juan para conversar sobre un gesto del nene que la había asombrado. “Le habían pedido -relata Juan- que dibujara a una persona. Todos lo habían hecho con palitos, y él fue el único que hizo algo distinto: hasta dibujó cinco dedos en cada mano. La maestra nos dijo que no era normal… Para bien, claro”.

La primera en detectar el talento de Juani fue una maestra de jardín. Llamó a sus padres para decirles que lo que hacía el nene “no era normal”. Foto: Andrés D’Elía

Esa charla fue, para el pequeño, un punto de partida. Desde ese día, los dibujos animados de la televisión cambiaron por horas y horas de tutoriales en YouTube. “Le mostrábamos videos de gente dibujando. Pasaban unos minutos, poníamos pausa y él intentaba hacer lo mismo que la persona que estaba del otro lado de la pantalla. Era impresionante… Y tenía cuatro años, nada más”, resume su papá.

-Tu abuelo dibujaba. Tu tío y tu papá, por lo que contás, también. ¿Te dieron algún consejo?

-Sí, muchos. El que más me ayuda hoy en día es mi papá. Me remarca cosas que yo no llego a notar del todo, y eso es importantísimo.

-¿Como cuáles?

-Y, mi mayor problema al momento de dibujar es con las proporciones. Le pregunto qué le parece y ahí me va marcando algunos errores… Pero no pasa sólo con eso: puede ser cualquier cosa, cualquier detalle. Me ayuda muchísimo, todo el tiempo.

Juani Méndez, con uno de sus dibujos de Lionel Messi. Foto: Andres D´Elia

Juan Ignacio hizo sus primeros bocetos de superhéroes cuando los dedos de una sola mano le alcanzaban para responder su edad. “Empecé a dibujar personajes de ficción cuando mi tío me empezó a mostrar los personajes de Dragon Ball. Me divierte y me encanta dibujar personajes de animé”, asegura.

Hoy, la estética japonesa es uno de los géneros que más le apasiona explorar, junto con los retratos de superhéroes: varios de ellos pueden verse en su Instagram, donde ya acumula más de 45.000 seguidores, o en su Facebook, la plataforma en la que lo acompañan otros 5.000 usuarios que adulan su talento.

Fanático de Spiderman y fiel admirador de la saga que tuvo a Tobey Maguire como protagonista, el chico de Pergamino ensayó unos cuantos retratos de figuras de Marvel. Llegaron, incluso, a los ojos de la argentina Victoria Alonso, quien hoy es la presidenta ejecutiva de producción física de la editorial de historietas estadounidense.

De vez en cuando comenta las cosas que hace. Una vez, a través de Instagram, le mostré lo que hacía, ella lo apoyó y dijo que siga por este camino que venía bien. Uno sabe que está ahí, y por ahí el día de mañana cuando sea más grande eso le abra puertas. Pero es muy chico, hay que ver más adelante qué se puede y qué no. Todavía tiene que mejorar un montón“, explica su papá.

Juani ya mostró algunos de sus dibujos en una exposición. Foto: Andrés D’Elía

-¿La llegaste a conocer?

-¡Sí! Y me puso re contento saber que mi papá habló con ella, porque mi sueño es trabajar en Marvel. Nada me gusta más. Es realmente lo que quiero. Yo la había conocido en una charla que dio en Mar del Plata y ahí me presenté. Ojalá algún día pueda trabajar con ella.

DibuJuani, como lo llaman en las redes, recibe a menudo felicitaciones de todo tipo de personalidades y también invitaciones para realizar cursos: “No le cobran porque lo quieren tener en su equipo más adelante”. Hasta Maximiliano Bagnasco, un reconocido artista, quedó maravillado con sus obras cuando lo conoció. “No podía creer que pintara con lápices sobre madera. Quedó sorprendido”, apunta su familia.

Un encuentro de Diez

Hay un momento que Juan Ignacio Méndez no olvida. Acumula, desde ese día, unas cuantas noches sin dormir. Porque pasó los 12 años de su vida ensayando todas las posibles variantes de su diálogo y reacción el día que conociera a Lionel Messi. Y, cuando llegó la oportunidad, todas esas ideas se esfumaron. “No podía hablar”, confiesa su papá. Pero, a pesar de todo, se animó a hacerle un pedido.

Juani junto a Leo Messi en Ezeiza. Foto: Instagram @dibujuani

Durante la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus, Juani aprovechó el encierro para perfeccionar sus dibujos. “Ahí creé mi canal de YouTube y me divertí un montón haciendo videos para pasar el rato. Empecé a hacer cursos por Zoom de animé, acuarelas, proporciones, retratos hiperrealistas y demás”, cuenta.

Luego de ocupar su tiempo en capacitaciones, el chico tomó otra decisión: dibujar varios cuadros de Leo para luego subastarlos. “Todavía -acota- no tengo en claro a dónde van a ir los fondos, pero la idea es que sea algo solidario… Sí o sí. Algún día los voy a exhibir en una muestra. Es más complejo dibujar a Messi, porque es realista y me lleva mucho tiempo, pero es de lo que más me gusta”.

No todos estaban destinados a transformarse en dinero. Guardó, durante muchos meses, un cuadro especial: el retrato del capitán de la Selección Argentina alzando y besando la Copa América en Brasil. Y, el día que el equipo de Lionel Scaloni partió desde Ezeiza para disputar la última fecha de las Eliminatorias CONMEBOL rumbo a Qatar 2022, cumplió el sueño de regalárselo al protagonista.

Messi regalándole su autógrafo a Juani. Foto: Instagram @dibujuani

“Cuando estuvo en Bendita TV, hace un tiempo, Claudio Tapia lo vio y me contactó por medio de otra persona. Se postergó por la burbuja sanitaria, pero como justo era la última posibilidad, volví a intentar. ‘Venite a la puerta y probá’, me dijo esa persona. Le dije al guardia que iba de parte del presidente de la AFA y me dejaron pasar”, reconstruye su papá.

-¿Cuál fue la reacción de Juani cuando lo vio?

-Se quedó sin habla. En realidad, todos nos quedamos sin palabras. Fue exclusivo para nosotros, ¿entendés? Estaba bajando del colectivo para viajar a Ecuador y vino a hablarnos. Estábamos nosotros solos. Muy natural y ameno… Uno lo ve como un Dios, pero él se maneja como una persona común y corriente. Su presencia es muy fuerte.

“¿Lo hiciste vos?”, le preguntó Messi más de dos veces a Juani. El nene no podía hablar: atinaba a responderle con señas. “¿Seguro no te ayudó nadie?”, retrucaba el Diez. La contestación se transformó en un meneo de cabeza.

Juani le dedicó su cuadro a Leo. Juani junto a Leo Messi en Ezeiza. Foto: Instagram @dibujuani

“Dale, contale lo que hacés”, arengó su papá. Y, al cabo de unos minutos del abrazo, se animó a hablarle. “Lo único que te voy a pedir es que lo cuelgues en el living de tu casa”, le pidió el chico de 12 años a su ídolo.

El día a día

Juani continúa cosechando elogios desde distintas partes del mundo: lo veneran los artistas, está en la mira de las autoridades de Marvel y hasta Lionel Messi quedó impactado con su destreza. Pero al talento también se lo entrena.

-¿Es un don?

-Sí, pero sumado a la práctica, porque si no me hubiera estancado hace bastante. La mayoría de la gente me dice que es un don… Sin la práctica no sería nada.

-¿Cuánto tiempo le dedicás?

-Cuando es dibujo animado estoy dos horas. Si hago a Messi me lleva un poco más de tiempo, porque es más difícil, y porque soy medio vago, ja.

Juan Mendez, dibujante de 12 años. Foto: Andres D´Elia

-¿Te piden en algún momento que dejes de hacerlo?

-(Risas) Les gusta más que dibuje porque si no me pongo insoportable, ja. Pero también hago otras cosas que hace cualquier chico, como jugar a la pelota, a los jueguitos o ir con amigos a la plaza.

-¿Sos de frustrarte cuando las cosas no salen como querés?

-Sí, pero intento no hacerlo. Después lo termino corrigiendo. Es como si me enojara… No tengo que enojarme.

-¿Qué es el dibujo para vos?

-Todo. Me sirve un montón, porque me lleva a otro mundo y es el mundo que me gusta. Es mi vida.

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS