9.8 C
Ushuaia
HomeSociedadLos espectros de Enrique VIII

Los espectros de Enrique VIII

El Rey de Inglaterra y señor de Irlanda desde 1509 hasta 1547, en su desesperación por tener un hijo varón, se casó en nada menos que seis ocasiones, siendo la primera Catalina de Aragón, y le siguieron Ana Bolena, Juana Seymour, Ana de Cléveris, Catalina Howard y Catalina Parr.

Enrique no tuvo demasiada suerte con su anhelo de tener un hijo varón, aunque finalmente lo consiguió. Pero quienes tuvieron menos suerte fueron algunas de sus esposas que pareciera que tuvieron destinos más allá de la tumba.

En mayo del 2000, por primera vez en la historia británica, una monarca, en este caso Isabel II, claro está, autorizó a un equipo de “cazafantasmas” para que liberaran un alma en pena.

Aunque en este caso no se trató de Bill Murray y compañía, sí fue un equipo de científicos de la Universidad de Hertfordshire el que se comprometió a registrar toda actividad anormal en el palacio de Hampton Court, un edificio ubicado a unos 18 kilómetros al oeste de Londres y que fue residencia del Rey.

Según se comentaba en ese entonces, en los últimos meses se habían multiplicado los incidentes sin explicación, y a quien le atribuyeron la causa de estos hechos fue a Catalina Howard, decapitada a los 20 años por un supuesto adulterio que a día de hoy se discute si fue así.

Finalmente, el equipo determinó que las corrientes heladas que habían en algunas secciones del castillo se debían a su cercanía con el Río Támesis.

Otra de las esposas de Enrique que se dice que se apareció en innumerable cantidad de ocasiones fue Ana Bolena. 

En la cultura popular, se cuenta que la segunda pareja del monarca, también decapitada tras haber sido acusada de adulterio, tiene el récord de más de 30 mil apariciones desde su muerte en mayo de 1536.

En 2003, el lugar había sido noticia ya que un circuito cerrado de televisión había captado una figura que parecía humana.

Según algunos de los guardias, primero pensaron que se trataba de una broma de mal gusto, pero que se quedaron pasmados al ver a lo que parecía ser una mujer con vestimentas del siglo XVI saliendo de una puerta que estaba clausurada.

Otra aparición conocida fue a mediados de 2015, cuando un turista visitó el castillo de Hever en la región de Kent y aseguró haber sacado una fotografía en donde puede verse una mano flotando y señalando a la chimenea principal de la residencia.

En sus últimos años, Enrique VIII fue noticia una vez más por una supuesta aparición.

Resulta que el capitán de la selección de rugby de gales, Sam Warburton, tuvo unos días complicados al inicio del mundial 2015 junto a su compañero Dan Lydiate.

Una noche, mientas estaban hospedados en la habitación 1313 del hotel Oatlands Park de Londres, Dan se despertó y vio a los pies de su cama a una persona con una prominente barba.

Naturalmente, tras esta aparición, ni Dan ni Warbs pudieron dormir, y solamente lograron hacerlo cuando se cambiaron de habitación.

Lo llamativo es que el hotel Oatlands Park de Londres supo ser, varios siglos atrás, uno de los grandes palacios de Enrique VIII.

por Lucas Boltrino

Galería de imágenes

En esta Nota

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS