8.8 C
Ushuaia
HomeDeportes¿Cuál es el verdadero Boca: el que le gana a Estudiantes y...

¿Cuál es el verdadero Boca: el que le gana a Estudiantes y a River o el que sufre goles insólitos?

“Este tipo de triunfos te dan un envión. Ojalá sea un partido bisagra para nosotros en cuanto al funcionamiento”. Esas fueron las palabras que utilizó Sebastián Battaglia luego de ganar el clásico ante River en el Monumental. Y lo hizo para reforzar que la victoria contra Estudiantes de La Plata, una fecha antes, también como visitante, no había sido casualidad en ese momento de Boca. Pero luego llegaron tres juegos, contra rivales en teoría inferiores (Arsenal, Deportivo Cali y Vélez) en los que no se consiguieron los tres puntos, ni juego asociado, ni un equipo metido a pleno.

En la antesala al choque contra Always Ready, por la Copa Libertadores, la incógnita vuelve a posarse sobre el presente del equipo xeneize, con los actores individuales, con el funcionamiento colectivo, sobre el pulso del entrenador y se analiza no solo el presente sino el futuro inmediato. ¿Cuál es el verdadero Boca de este 2022? ¿El que gana sin goles en contra en La Plata y en Núñez o el que regala goles insólitos ante rivales de menor jerarquía individual?

Tal vez sea ambos, que conviven en su laberinto y que siempre  busca la llave de salida en alguna pieza individual que emparche debilidades colectivas. Aunque esa situación se va a complicar en la competencia internacional, donde el DT no podrá contar con algunos apellidos de peso como Marcos Rojo (intermitente pero vital en la defensa que mantuvo el arco en cero en las visitas a Estudiantes, River y Vélez) ni con Sebastián Villa (clave en ambos triunfos repasados, con gol incluido, y el mejor en Liniers). En ellos tiene una certeza Battaglia: no puede contarlos para la primera fase. Y desde allí construye sus preguntas en relación a sus reemplazos.

Boca tuvo un partido muy flojo con Vélez. Venía de perder por la Copa. Foto: Fernando de la Orden

Nicolás Figal y Gastón Ávila lucieron con problemas ante Central Córdoba de Rosario y con Deportivo Cali. ¿Solo es por falta de aceitar la conexión como dupla o sus niveles individuales aún no están para asumir el reto? En ambos casos, el mediocampista por delante de ellos no fue Pol Fernández. Un detalle. De todas formas, el ex Independiente terminó con molestias en la práctica del lunes y suma otra duda al rompecabezas que debe armar Battaglia.

Si la tarea de Luis Advíncula y la de Frank Fabra es volverse laterales que ataquen antes que defender, entonces Always Ready puede que no sea la mejor prueba para evaluarlos: se intuye que el equipo boliviano buscará ser ordenado y entonces va a ceder la pelota para que Boca haga y disponga. Y ahí, lo más complejo. Porque este equipo de Battaglia (y también en el último paso de Miguel Russo) siempre se sintió más cómodo y revitalizado cuando el ritmo del juego lo llevó el rival, para luego sí aprovechar espacios y la velocidad de Villa para el desequilibrio.

Advíncula convirtió frente a Estudiantes. Foto: Marcelo Carroll

Con Óscar Romero, Juan Ramírez y tal vez Aaron Molinas la idea sea la de crear opciones más allá de lo que pueda generarse por las bandas. Entonces ahí la precisión del paraguayo deberá estar más fina a la que presentó hasta ahora, con sutilizas a cuentagotas pero sin un flujo de juego decisivo.

No se trata solo de abastecer a Darío Benedetto, a Exequiel Zeballos o a un eventual doble nueve, con Nicolás Orsini o Luis Vázquez: el punto de inflexión que busca el DT reviste a la intensidad y protagonismo de Boca más allá del rival o contexto. Algo que sí impuso en su visita a La Plata, en una de las tantos “partidos clave” que se auguraron sobre el DT y su continuidad. ¿Puede un choque ante Always Ready ser la medida? ¿Un triunfo disipa cualquier incógnita? ¿No ganar acelera un escenario crítico? ¿Cuál es Boca? Esa pregunta queda flotando más allá del choque en la Bombonera. E

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS