9.8 C
Ushuaia
HomeSociedadSantoral del 4 de abril: día de San Isidoro, obispo de Sevilla...

Santoral del 4 de abril: día de San Isidoro, obispo de Sevilla y Doctor de la Iglesia, quien escribió libros notables en el siglo VII

Hijo menor de una familia de Santos notable no solo en España sino en la historia de la Iglesia Católica, Isidoro fue originario de la ciudad portuaria de Cartagena y, como toda su familia, terminó residiendo y haciendo su obra en la ciudad de Sevilla. Y no fue un tiempo fácil cuando los godos y los visigodos dominaron Europa y la Hispania de ese tiempo. 

Nacido en el año 560, junto a sus tres hermanos mayores forma parte del grupo de los Cuatro Santos de Cartagena. Su hermano mayor, San Leandro, fue obispo de Sevilla durante 20 años, tuvo mucho que ver con la crianza y educación de su hermano menor y a él sucedió Isidoro en la diócesis de Sevilla durante 38 años. Su otro hermano, San Fulgencio, fue Obispo de Cartagena y de Astigi (hoy Écija). Y su hermana San Florentina dirigió varios conventos y ayudó a toda la comunidad siendo santa de la Iglesia Católica.

La obra de San Isidoro, con un estilo propio, erudito, humilde y muy popular, fue una continuación de la de su hermano San Leandro de Sevilla a quien ayudó desde siempre. Y es que San Leandro creó una escuela de artes de su tiempo a la que concurrieron dos de los hijos del rey visigodo Leovigildo, que era arriano y no católico. Y los jóvenes, de gran intelecto, terminaron convirtiéndose al cristianismo no sin grandes dramas con su padre. Pero a partir de ese hecho, San Isidoro fue importantísimo en trabajar con el heredero del reinado, Recaredo, hijo de Leovigildo, y ayudar en el tiempo en la solidificación del cristianismo en esa familia de reyes visigodos arrianos.

Santoral del 4 de abril: día de San Isidoro de Sevilla. Imponente escultura en Madrid creada por José Alcoverro.

Siempre se recuerda el importante trabajo realizado por San Isidoro en el IV Concilio de Toledo de la Iglesia Catolica en el año 633 que confirmó el ensamble de la liturgia visigoda con la cristiana en España, las creencias católicas de los reyes alejándose definitivamente del arrianismo hereje y la libertad de la Iglesia Católica ante el poder del trono.

Formado con la lectura de San Agustín y de San Gregorio Magno, Isidoro fue un escritor excelso de su tiempo y está considerado uno de los maestros de la Europa medieval y uno de los primeros organizadores de la cultura cristiana. Sus libros eran leídos por todos, con la misma popularidad que su palabra y sus gestos eran amados en Sevilla y en España.

Muchos de sus libros fueron leídos por varios siglos. Y en particular, se destaca el notable “Las Etimologías”, donde San Isidoro organiza y explica la etimología de cada palabra relacionada con un determinado tema. De algún modo, muchos ven en ese libro de San Isidoro uno de los primeros diccionarios que se hicieron en Europa.

Santoral del 4 de abril: día de San Isidoro, Obispo de Sevilla. Escultura de Lorenzo Mercadante de Bretaña, Catedral de Sevilla.

Los historiadores afirman que con San Isidoro se formó una gran camada de escritores que protegieron de la destrucción de los bárbaros las reliquias literarias y científicas de la antigüedad. San Isidoro también fundó un colegio eclesiástico que sería la cuna de los futuros seminarios, buscando lograr la madurez espiritual e intelectual del clero español.

San Isidoro de Sevilla murió en esa ciudad en el año 636, a los 76 años de edad, dejando un recuerdo imborrable de humildad, santidad y sabiduría. En el año 1722 el Papa Inocencio XIII lo consagró Doctor de la Iglesia por su aporte cultural. Y está considerado uno de los Padres de la Iglesia, un grupo de sacerdotes, teólogos y escritores que van desde el siglo I al siglo VIII, y cuyo conjunto de doctrina es capital en la ortodoxia del Cristianismo.

Otros Santos del 4 de abril

Santoral del 4 de abril: día de San Benito Massarari, hijo de esclavos./ Imagen: Iglesia Católica.

  • San Benito Massarari. (1524-1589). Hijo de esclavos africanos, nació en Mesina, Italia, y los amos de sus padres le dieron la libertad. A los 20 años se unió a un grupo de ermitaños que formaban parte de la Regla franciscana. Se le atribuyen muchísimos milagros.

  • San Agatópodo. (?-303). Mártir nacido en Tesalónica en tiempos del emperador Maximiano. Fue detenido junto al lector Teódulo y por orden del prefecto Faustino, fue arrojado al mar en Tesalónica.

  • San Pedro de Poitiers. (1050-1115). Obispo de Poitiers que luchó fuertemente por los derechos de la Iglesia y ayudó los comienzos de la Orden Fontevrault (Francia).

  • San Platón de Constantinopla. (740-813). Monje nacido en Constantinopla que peleó fervientemente contra los iconoclastas (rechazan las imágenes religiosas) y acusó al emperador Constantino VI de adúltero, lo que lo llevó a ser desterrado.

  • San Teódulo. (¿?-303). Hombre de fe cristiana que acompañaba a San Agatópodo cuando fueron detenidos en Macedonia. Y arrojados al mar juntos, con una piedra atada al cuello. Mártir.

  • San Cayetano Catanoso. (1879-1963). Sacerdote italiano fundador de la Congregación Hermanas Verónicas del Santo Rostro de Jesús. Fue capellán de la cárcel y del hospital de la Ciudad de Regio de Calabria.

  • San Francisco Marto. (1908-1919). Pastorcito típico del Portugal rural que vio a la Virgen María en Fátima (barrio portugues) y murió a la edad de diez años a causa de la gripe española.

  • Beato Guillermo Cuffitelli. (1309-1404). Nacido en Noto (Sicilia) fue escudero del rey Federico II por varios años. Un día decidió lanzarse a una vida de ermitaño, basada en la penitencia, soledad y pobreza hasta su muerte en el año 1404.

  • Beato José Benito Dusmet. (1818-1894). Monje y abad de la Orden de San Benito nacido en Palermo, Italia. Se destacó por su piedad para con los pobres y con los enfermos incluso cuando estalló la epidemia de Viruela.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS