7.8 C
Ushuaia
HomePolíticaLa fuerte protesta piquetera impactó en el Gobierno y surgieron diferencias sobre...

La fuerte protesta piquetera impactó en el Gobierno y surgieron diferencias sobre cómo resolver la crisis

Sin diálogo político con el Gobierno, los piqueteros de izquierda mantuvieron este jueves el acampe sobre la avenida 9 de Julio frente al ministerio de Desarrollo Social. Miles de militantes de 30 organizaciones permanecerán hasta el mediodía de este viernes frente a la Cartera que conduce el ministro Juan Zabaleta en reclamo de más planes y asistencia alimentaria.

El centro porteño volvió a ser intransitable y la medida de fuerza se replicó en Córdoba, Mendoza, Jujuy y Santa Fe, entre otras provincias. Grupos piqueteros de izquierda, que no pertenecen al Frente de Unidad Piquetero que organizó el acampe, también se movilizaron y cortaron la Autopista 25 de Mayo antes de ser desalojados por la policía.

Si no hay respuestas, los piqueteros continuarán con su plan de lucha, que intensificarán dentro 15 días. Con la crisis, recrudece las internas en el oficialismo. 

El Gobierno, por ahora, se mantiene inflexible. No otorgará más altas del Potenciar Trabajo, que ya cobran 1.200.000 beneficiarios. Zabaleta, que el miércoles estuvo en Mendoza y este jueves en Córdoba, se niega a recibir a los manifestantes mientras continúen los cortes de calle.

En el oficialismo hay diferencias sobre cómo resolver la crisis, mientras la postal del acampe multitudinario y de 48 horas en la prinicipal avenida de la Capital se transmite en continuado por televisión.

En el Movimiento Evita, cuyo líder Emilio Pérsico administra los planes de empleo, creen que la única manera de resolver el conflicto es con muchos más planes. El Presidente, por ahora, no está dispuesto a ceder. En el Evita, de todos modos, sostienen que no hay diferencias en la política social y que el Estado no debe seguir aumentando la ayuda directa.

Las organizaciones oficialistas y opositoras toman notan de que en el registro nacional de trabajadores de la economía popular hay casi 3 millones de inscriptos; casi 2 millones más de los planes que otorgó el Gobierno. 

31 03 22 Piquetes en la Av 9 de Julio Foto Juan Manuel Foglia

La presencia del dirigente social y oficialista crítico, Juan Grabois, que se solidarizó con los manifestantes tomó por sorpresa al Gobierno. El líder del Frente Patria Grande, cuyos tres diputados no acompañaron la ratificación del acuerdo con el FMI había marchado hace 7 días con Máximo Kirchner y La Cámpora.

El método de protesta se multiplica. En La Matanza, vecinos cortaron desde la mañana la autopista Ricchieri para reclamar por un corte de luz y amenazaban con realizar otro acampe.

El Ejecutivo tampoco tiene previsto dar un aumento para los inscriptos en el programa de empleo, que hoy cobran $16 mil, la mitad del salario mínimo vital y móvil, ni otorgar un bono extra a los $6 mil que recibirán en abril.

“No habrá nuevos ingresos (para los planes sociales)”, expuso la portavoz presidencial Gabriela Cerruti durante su conferencia de prensa semanal en la Casa Rosada en la que confirmó que sí habrá un beneficio para los jubilados que cobran la mínima.

Hace nada más que dos semanas, cuando los piqueteros de izquierda realizaron un primer acampe por 24 horas frente a Desarrollo Social, el Presidente y Zabaleta anunciaron un bono por única vez para los beneficiarios del Potenciar. Para las organizaciones, entre las que se cuentan el Polo Obrero, Barrios de Pie-Libres del Sur y el MST-Teresa Vive, es insuficiente.

En la Cartera social acusan a los piqueteros de izquierda de empujar un plan de desestabilización. “Vienen por el Gobierno”, señalaron.

Después de la reunión del lunes entre los referentes piqueteros y el viceministro Gustavo Aguilera, que no sirvió para que las organizaciones de izquierda desistieran de la medida de fuerza apenas existieron contactos de segunda líneas por teléfono.

La afluencia al acampe no solo no disminuyó. Por el contrario, creció. Miles de manifestantes mantuvieron cortadas 11 cuadras de la 9 de Julio. Con los carrilles del Metrobús cortados, los colectivos circularon por las calles paralelas, Bernardo de Irigoyen y Lima.

La Policía de la Ciudad, que el miércoles secuestró elementos de acampe y marcó un giro en la política de Horacio Rodríguez Larreta respecto a los cortes, no intervino en el acampe. Hubo momentos de tensión cuando agentes del ministerio de Espacio Público quisieron retirar los baños químicos apostados en la zona.

El ministro de Seguridad porteño Marcelo D´Alessandro ordenó el desalojo de la Autopista 25 de Mayo, que cortaron militantes del Polo Obrero Tendencia, que más tarde se movilizaron hasta Desarrollo Social y se retiraron en horas de la tarde.

Se trata de la agrupación que conduce Eva Gutiérrez y responde a la rama minoritaria del Partido Obrero que lidera Jorge Altamira y está enfrentado a la línea orgánica del Partido y el Polo Obrero que organizó el acampe. La medida de fuerza no fue avalada por los referentes piqueteros que acampaban desde el miércoles.

En el Ejecutivo sorprendió la presencia de Grabois en el acampe. El referente del MTE es un oficialista hiper crítico de la gestión de Alberto Fernández y muy cercano al hijo de la vicepresidenta.

“Voy a apoyar la lucha de los humildes, esté o no de acuerdo ideológicamente con quienes lo organizan. Lo hice durante el macrismo, lo hice durante el gobierno de Cristina y lo voy a seguir haciendo hasta el día que me muera”, dijo Grabois -que llegó solo- frente a las cámaras y luego de insistir con la necesidad de un salario básico universal que el Presidente se niega a implementar.

El plan de lucha del frente piquetero incluye una movilización -y probablemente un nuevo acampe- a mediados de abril y ya trabajan en una marcha federal para presionar al Gobierno.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS