8.8 C
Ushuaia
HomeEconomíaAhora el Gobierno admite que el objetivo es mantener la inflación en...

Ahora el Gobierno admite que el objetivo es mantener la inflación en un 50%

Con la nueva tónica de acordar con empresarios y sindicalistas, el Gobierno confía en que podrá frenar la escalada de precios. El objetivo es bien modesto: “La prioridad es estabilizar la inflación en el 50%”, es lo que suele repetir en estas horas el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. La estrategia, ahora, es consensuar con la industria de consumo masivo (fabricantes, supermercados, mayoristas y panaderos, entre otros) para evitar remarcaciones “abusivas”, especialmente en los productos de la canasta básica alimentaria.

En los despachos oficiales consideran un logro si repiten el índice del año pasado: 50,9%. Algo bastante complicado ya que en la inflación de febrero fue 4,7% y acumuló 52,3% en los últimos doce meses, según datos del Indec.

“Los números de marzo no vienen bien”, admitió días atrás el secretario de Comercio, Roberto Feletti, responsable de administrar los controles de precios. Las consultoras privadas estiman que este mes, el costo de vida se acerca peligrosamente al 6%

Cerca de Kulfas sostienen que ahora abordarán una política de acuerdos con el sector privado, aunque reconocen que “la inflación está complicada”.

“En 2020 fue 36% y este año se complicó por la guerra en Ucrania. Lo primordial es lograr que se calme para después retomar la senda a la baja. Los aumentos de precios incluyen el componente de las expectativas y por eso es clave hacer acuerdos”, es lo que suele decir.

Algo así manifestó este martes Alberto Fernández, a modo de consigna para todo el gabinete económico.

El Presidente dijo en un acto en el CCK: “Hemos probado mil formas, nos peleamos, discutimos, algunas veces nos bombardearon. Por qué no nos sentamos en una mesa, hagamos una especie de terapia de grupo y encontremos una solución dialogada“, dijo frente a una platea integrada por referentes de la UIA y la CGT.

La tarea de frenar los precios recae principalmente en Kulfas, pero el que se ocupa día a día es Feletti. La semana pasada, ambos denunciaron que hubo “aumentos injustificados” por parte de las empresas y pidieron retrotraer los precios al 10 de marzo, bajo amenaza de aplicar sanciones y hasta la Ley de Abastecimiento.

Feletti fue más allá. Consideró esas subas como “ataques especulativos” y repartió culpas entre fabricantes, panaderos, frigoríficos, supermercados y la Mesa de Enlace.

Este lunes, Feletti dio un giro sorprendente. Al reunirse con fabricantes y grandes supermercados, propuso entablar un diálogo constructivo para enfriar los aumentos de precios. El tono que utilizó, cordial y dialoguista, sorprendió a los participantes. 

Kulfas también habla de alcanzar acuerdos, aunque anticipa “diálogos intensos”. Tampoco desconoce el impacto de los aumentos de los alimentos frescos (frutas y verduras) en el índice inflacionario. Dejó trascender su interpretación sobre el tema. “Creo que esto ocurre por los cambios de hábito. El consumo de frescos aumentó durante la pandemia y la oferta no se incremento”. Como contrapartida, destacó que el año pasado los productos envasados subieron por debajo de la inflación.

El ministro también anticipa un “panorama complicado” con el abastecimiento del gas. Insiste en que el Gobierno se prepara para administrar la escasez para este año y que no descarta cortes en la industria.

Los que lo conocen aseguran que está convencido que los salarios este año le ganarán a la inflación. Y que no le preocupa que los gremios estén reclamando discutir paritarias tres veces por año. “Los sueldos tienen margen para aumentar, están en los niveles más bajos desde 2011”, dijo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS