12.8 C
Ushuaia
HomeDeportesAlan Velasco se despide de Independiente: las presiones del comienzo, sus sueños...

Alan Velasco se despide de Independiente: las presiones del comienzo, sus sueños y la anécdota con su auto

Alan Velasco empieza a despedirse del mundo de Independiente, el club al que arribó con 9 años y del que se va a los 19 con destino norteamericano. La joya de las inferiores rojas fue vendido en 7 millones de dólares brutos más 1,7 millones en objetivos al FC Dallas de la MLS. Ya no entrena más con el plantel de Eduardo Domínguez y está a la espera de la visa estadounidense para subirse al avión y viajar.

“Es algo nuevo esto. Yo estuve toda una vida en Independiente. Me toca irme del club que me vio crecer toda mi adolescencia. Estoy feliz por este paso. Cuando realmente podía concretarse la oferta me dije que iba a disfrutar el tiempo que me quedaba con mis compañeros. Estos días que viví con mis compañeros y con los empleados fueron increíbles y muy especiales. Desde los 9 años que estoy en el club. Desde que debuté en Primera me cambió la vida completamente”, dijo el 10 antes de irse al exterior.

En una entrevista brindada a ESPN, Velasco contó las presiones que tuvo al portar la camiseta 10. “Cuando me dieron la 10 tenía una emoción bárbara. La usé en todas las inferiores y me tocaba usarla en Primera. Pero no sabía lo que venía después, no me lo imaginaba. La gente dice que sos chico, pero tenés la 10 de Independiente. Me costó, no porque me haya pesado, sino porque por primera vez empecé a recibir críticas porque tenía la 10 y se esperaba más de mí. El primer semestre la pasé muy mal puertas adentro. Llegaba a mi casa después de una derrota y sentía que era toda mi culpa. Mi familia estaba cenando y yo me iba a acostar; mi mamá me decía que fuera a comer y yo no quería. No lo estaba disfrutando. Pero después hice un click en el segundo semestre para no tomármelo tan así. Y ahí empecé a disfrutar un poco más”, describió con sinceridad.

Velasco y la pesada camiseta 10 del Rojo. Foto: EFE

“Es muy difícil no marearse. Por suerte tuve la oportunidad de tener en el plantel a varios compañeros que me guiaron. Me vieron chocarme mil veces contra la pared y así y todo me apoyaban y me hablaban. Silvio Romero me hablaba mucho, Lucas Romero, Fabricio Bustos. Yo aprendí cosas de ellos y les agradezco”, agregó sobre las luces de la fama y del fútbol.

Y contó una anécdota puntual: “Me compré un auto y me dijeron ‘pero hace seis meses tenías otro auto’. Yo no entendía en ese momento. Me quise dar el gusto de comprarme el auto que siempre quise tener. Me acuerdo que vino Silvio un día y me dijo ‘prometeme que te quedás con este auto y no lo cambiás más’. Hasta el día de hoy tengo el mismo auto, ja”.

Velasco aseguró, en tanto, que se sentía a gusto en el club de Avellaneda: “Cuando usaba la 10 cada partido era verla colgada en el vestuario y pensaba ‘no me la quiero sacar más’. Cumplí un sueño al jugar en Primera y usar la 10. Yo estaba muy ilusionado, me sentía en mi mejor momento por la confianza y el DT que renovó las energías. Me sentía muy bien, pero estas son cosas que pasan”.

Y explicó cómo fue la decisión de aceptar la oferta: “En el mercado pasado había llegado una oferta del Brighton pero Independiente la rechazó. Cuando llegó esta nueva oferta yo estaba muy bien en el club, pero son cosas que no se pueden rechazar. Yo estaba de acuerdo con la venta siempre y cuando sea en beneficio del cub y para mí. La MLS está creciendo mucho, hay muchos argentinos. Entre todos decidimos que era un buen destino para mí. La idea es poder ir a Europa desde allí”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS