6.8 C
Ushuaia
HomeSociedadLos autotests empezaron a llegar a las farmacias con cuentagotas

Los autotests empezaron a llegar a las farmacias con cuentagotas

Los primeros autotests empezaron a distribuirse durante el fin de semana en las farmacias adheridas de la provincia de Buenos Aires. La noticia llega días después que el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, anunciara que de ahora en más los hisopados en los centros de testeo quedarán reservados exclusivamente para personas con síntomas de Covid que sean mayores de 60 años, padezcan una enfermedad de riesgo o estén embarazadas.

Sin embargo, hasta el momento, la comercialización de los autotests solo ha comenzado en algunos puntos de la Costa Atlántica. En el resto de la provincia, continúan las demoras en la venta al público.

Los tests que llegaron a las farmacias corresponden a las marcas Immunobio (fabricado por el laboratorio chino Hangzhou Immuno Biotech y comercializado en el país por Jayor) y Roche. Del primero, la partida ha sido de 100 mil unidades y, del segundo, de 25 mil, según confirmó Isabel Reinoso, presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), a Clarín.

Como había adelantado este medio, el precio de los tests importados por Jayor es de $1.650. En el caso de Roche, si bien aún no está confirmado el precio final, fuentes del laboratorio aseguraron que el valor unitario oscila entre $ 1.500 y $ 1.750.

Sin embargo, según aclararon desde Roche, los tests de este laboratorio vienen en paquetes cerrados de cinco unidades cada uno y no pueden ser vendidos por separado. En total, se ha comenzado a distribuir en las farmacias un total de cinco mil packs.

Héctor Milanesi, integrante del Consejo Directivo del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, explicó a Clarín que hasta el momento la mayoría de las farmacias bonaerenses han recibido solamente tres unidades. La excepción son algunas farmacias de la Costa Atlántica, cuyo proveedor –una droguería de la localidad de Azul– ha realizado una preventa de 10 unidades a cada una de ellas.

Uno de los primeros autotest en llegar a una farmacia del GBA. Foto Rolando Andrade Stracuzzi l

“Es lo mismo que pasó con el alcohol en gel o con los barbijos. En un primer momento, se reparte poca cantidad. Pero después se va regularizando”, comparó Milanesi, quien es dueño de una farmacia en la localidad de La Tablada (partido de La Matanza).

Pinamar: ya están en algunas farmacias

En Pinamar, por ejemplo, la situación resulta bastante heterogénea. De acuerdo a un relevamiento realizado por Clarín en seis farmacias del municipio, solo tres de ellas han recibido autotests. En todos los casos, se trata de los productos de la marca Immunobio y se comercializan al mismo precio: $ 1.650.

“Empezamos a recibir los tests hoy, un total de diez unidades. Ya llevamos siete vendidos”, comentó este lunes al mediodía Eduardo, encargado de la farmacia Golf (Fragata Sarmiento 348). El farmacéutico destacó la gran cantidad de consultas recibidas durante las últimas semanas en relación a los autotests. “Durante todo enero, la mayoría de las consultas eran por eso. La gente estaba muy ansiosa”, recordó.

En la farmacia Osvaldini (Del Lenguado 1296) recibieron las primeras 10 unidades el sábado y este lunes les llegó otra partida con la misma cantidad. En diálogo con Clarín, contaron que hasta ese momento llevaban 12 unidades vendidas, de las cuales ya habían obtenido el reporte de cinco tests (todos con resultado negativo).

Darío, uno de los farmacéuticos del local, opinó que la dispensa de los tests implica un procedimiento engorroso, que “lleva demasiado tiempo”. El proceso consiste en cargar todos los datos del paciente (DNI, nombre completo, sexo, fecha de nacimiento, domicilio, teléfono, email, producto y número de serie) a un sitio web gestionado por la COFA.

Luego se elabora un comprobante con los datos provistos y se entrega una copia al paciente, con un código QR en el que debe ingresar para cargar el resultado del test al sistema. El comprobante original queda para la farmacia como declaración jurada, ya que el paciente firma allí un compromiso de informar el resultado dentro del plazo establecido.

En la localidad de Ostende, los autotests de Immunobio también llegaron a la farmacia Morero (Nuestras Malvinas 308) a primera hora del lunes. Pero, al poco tiempo, ya habían vendido todas las unidades. “La misma persona se llevó los diez”, explicó una de las empleadas de la farmacia.

Tal como lo establece la reglamentación, desde la farmacia aclararon que el cliente debió proveer los datos de cada una de las diez personas que se realizarían los hisopados. Es que, si bien no hay restricciones a la cantidad de test que puede comprar una persona, el número de serie de cada producto debe estar asociado a un número de DNI.

Otras farmacias de la zona informaron que ya habían hecho el pedido de los tests, pero que hasta ahora no han tenido ninguna novedad. En todos los casos coincidieron en la gran demanda que hay por parte de turistas y locales: “La gente todo el tiempo llama o se acerca a preguntar si vendemos los tests”, aseguró una de las fuentes entrevistadas.

Frente a la falta de tests y la alta demanda por parte de los clientes, muchas de las farmacias consultadas han denunciado a este medio que circulan proveedores que se acercan a ofrecerles autotests que no son los autorizados por la ANMAT.

Vale recordar que, hasta el momento, el organismo estatal ha aprobado seis tests, que son comercializados por los laboratorios Jayor (Immunobio), Roche, Abbott, Wiener, Asserca y Vyam Group.

Un panorama optimista

Milanesi prevé que, a partir del martes, las farmacias bonaerenses contarán con un stock suficiente para comenzar a comercializar los autotests. Y agrega que en una o dos semanas la situación va a regularizarse. “A mediados de febrero vamos a estar inundados de tests”, aseguró.

El farmacéutico explicó que las demoras en la distribución se debieron, en muchos casos, a que los productos importados no contaban con un número de serie para realizar la trazabilidad. Por ese motivo, se debió etiquetar a mano miles de cajas para que cumplan con los requerimientos de la ANMAT. “Eso no lo puede hacer una máquina, así que hubo que agarrar y pegar uno por uno. Estuvimos las 24 horas trabajando con eso”, detalló.

Además de los laboratorios Jayor y Roche, Milanesi explicó que en los próximos días posiblemente reciban los primeros tests del laboratorio rosarino Wiener y que recién para marzo estarán los importados por Abbott.

Maestría Clarín – Universidad de San Andrés

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS