6.8 C
Ushuaia
HomeEspectáculosA Teacher: el retrato de una relación prohibida que nació en el...

A Teacher: el retrato de una relación prohibida que nació en el aula y explotó en las sombras

No es Jacinta Pichimahuida, ni Señorita Maestra, ni la danesa (y brillante) Rita. A Teacher tiene mucho de retrato de una profesora, pero no apunta excluyentemente a su rol de educadora. La serie estadounidense, disponible en Star+, propone un viaje complejo por una relación prohibida. El aula, en este caso, no oficia de escenario narrativo, sino de disparador, con balas que pican en varios frentes.

Creada y codirigida por Hannah Fidell, esta serie de diez episodios cortos (se mueven en los veintipico de minutos) no se enfoca en contar una historia inédita, pero sí se anima a condimentarla fuerte. No es la primera vez que la ficción se ocupa de una relación prohibida entre una profesora o profesor y su alumno o alumna. Pero va más allá de la pasión y la rebeldía.

El planteo, que va creciendo hacia zonas oscuras, no tiene tanto romanticismo ni idealismo como grafican otras tramas que buscan retratar ese cruce generacional. Vistos los diez episodios, queda un tema abierto sobre la mesa, ideal para debatir con otros que la hayan visto. Es como que A Teacher tira la piedra y vemos cuán cerca o lejos va cayendo de las estructuras morales de cada uno.

Claire (Kate Mara) es “la profe nueva”. tiene 32 años.

Más allá de cómo piense cada uno, no hay dudas de que el vínculo se enmarca en el abuso. Pero a partir de esa condición, la serie intenta contar cómo se construye ese lazo que une a la profesora Claire Wilson, de 32 años, con Eric Walker, el líder carismático del último año del secundario. Lazo condenable, pero, para ellos, inevitable.

Ella (Kate Mara) es “la nueva” en el plantel de Westerbrook High School, en los arrabales de Texas, que llega con una mochila, que cree invisible, cargada de frustraciones y sombras. Frente a Claire, el alumnado a punto de terminar una etapa escolar, ese puñado de casi adultos que, de entrada, puede parecer intimidante.

Entre todos ellos está Eric (Nick Robinson), que de movida sabe verle la supuesta mochila y las evidentes necesidades emocionales. Dos mundos que no tardan en diluir fronteras. Él le pide ayuda extraescolar para preparar los exámenes de ingreso, ella termina aceptando. En ese sí, tardío, se sabe que es cuestión de tiempo que la llame caliente el ambiente en buena parte de los episodios siguientes.

Eric (Nick Robinson) es el líder carismático del grupo. Y el sostén en su casa.

Pero no sólo se trata de pasión, deseo y osadía la relación secreta que tejen Eric y Claire: de a poco comienza a circular un aroma a manipulación, a contradicciones, a desgarro, a traición. No viene a cuento spoilear cómo se cierra esta serie que tiene sus puntos más flojos en el ritmo y, los más altos en los dos personajes centrales (también están bien pincelados el marido y el padre de ella, su supuesta mejor amiga y la madre de él).

Sobre el final hay un impactante salto de tiempo que busca explicar qué sucedió con ese amor prohibido. ¿Ellos, al menos, se lo habrán permitido?

Ficha

Calificación: Buena

Drama Protagonistas: Kate Mara y Nick Robinson Creación: Hannah Fidell Dirección: Hannah Fidell, Andrew Neel y Gillian Robespierre Emisión: Diez episodios disponibles en Star+.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS