10.8 C
Ushuaia
HomePolíticaEl obispo de San Isidro, Oscar Ojea, fue reelecto presidente del Episcopado

El obispo de San Isidro, Oscar Ojea, fue reelecto presidente del Episcopado

El obispo de San Isidro, Oscar Vicente Ojea, fue reelecto presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, el organismo que nuclea al centenar de obispos del país, durante un plenario que se desarrolla esta semana en una casa de retiros espirituales en Pilar.

Días pasado, el Papa Francisco había prorrogado a Ojea como obispo de San Isidro, pese a que cumplió el mes pasado 75 años, la edad en la que los obispos debe renunciar, lo que se interpretó como un respaldo a su reelección por otros tres años.

Paralelamente, el arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo, fue elegido vicepresidente primero; el arzobispo de Bahía Blanca, vicepresidente segundo, Carlos Azpiroz, y el obispo auxiliar de La Plata, Alberto Bochatey, secretario general.

El plenario se inició el lunes con una misa que presidió Ojea y un intercambio de opiniones sobre la realidad nacional y el quehacer de la Iglesia en el país, mientras que este martes comenzaron las votaciones.

Entre otros cargos que restan votarse se cuentan la presidencia de la comisión de Pastoral Social, que se ocupa de las relaciones con políticos, empresarios y sindicalistas y de Cáritas Argentina.

Casi un centenar de obispos reunidos en asamblea plenaria en Pilar eligió esta tarde las nuevas autoridades del Episcopado para los próximos tres años, informó la oficina de prensa de la CEA.

Acompañarán a Ojea en la presidencia del cuerpo el arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Colombo, que pasa de la vicepresidencia segunda a la primera.

En tanto, como vicepresidente segundo fue elegido monseñor Carlos Azpiroz Costa, arzobispo de Bahía Blanca; y como secretario general monseñor Alberto Bochatey, obispo auxiliar de La Plata.

Este lunes, en la misa de apertura del encuentro, Ojea exhortó a un “reencuentro, recomenzando por la verdad”, sin “diplomacias vacías, disimulos, dobles discursos, ocultamientos y buenos modales que esconden la realidad”, dialogando “desde la verdad clara y desnuda”, y pidió “coherencia entre lo que se dice y se hace” y que “la caridad no sea fingida”.

En su homilía, el obispo de San Isidro dijo que “como pastores de nuestra patria pedimos en esta Eucaristía el don de la Sabiduría del Espíritu Santo para que nos ayude a recorrer los caminos de este tiempo de crisis a la luz del Evangelio de Jesús”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS