14.8 C
Ushuaia
HomePolítica17 de octubre: con el Frente de Todos fisurado, Alberto Fernández habla...

17 de octubre: con el Frente de Todos fisurado, Alberto Fernández habla en Plaza de Mayo

“¿Todos y todas van a estar en la Plaza, seguro, no?”, preguntó Cristina Kirchner al comienzo de su intervención de los jóvenes de La Cámpora en la ex ESMA. La vicepresidenta marcó en el inicio de su alocución el tono que debería tener la celebración del Día de la Lealtad. “Es importante que no vayamos con una actitud meramente recordatoria, casi nostálgica”, sostuvo. Como siempre, sus palabras fueron calculadas.

La ex presidenta se refería a la Plaza de Mayo, que será el epicentro natural de la convocatoria; a pesar que en el comunicado oficial firmado por Alberto Fernández en su condición de presidente del PJ nacional para invitar a la militancia, se invitó a marchar a la militancia en todo el país.

Los colaboradores de Fernández que, a comienzos de la semana pasada suspendió el acto central original previsto para este domingo donde sería el único orador, aseguraron que el Presidente estaba al tanto de la aparición de la vicepresidenta en la ex ESMA.

Hasta bien entrada la tarde del sábado funcionarios y amigos de Fernández aseguraban que no está previsto que el Presidente hable ante los presentes, pero la dinámica de la militancia podría deparar alguna sorpresa. Nadie de la estructura formal del PJ que controla el Presidente montó un escenario en Plaza de Mayo, pero en Olivos no descartaban que algunos sectores del oficialismo lo hicieran a contramano de las sugerencias del consultor a cargo de la campaña del Frente de Todos, Antoni Gutiérrez Rubí. Funcionarios de extrema confianza de Fernández, como el canciller Santiago Cafiero, dirán presente.

La decisión y marcha atrás de Fernández, que finalmente promovió la movilización para el 17 en vez de plegarse a la de la CGT del lunes 18 frente al Monumento al Trabajo, en Paseo Colón, fue una respuesta a la presión de los sectores kirchneristas que convocaron antes a conmemorar el 17-O.

Empujaron esa decisión desde dirigentes más marginales, como la titular de Madres de Plaza de Mayo, que pidió marchar contra el FMI; o la ex embajadora en Venezuela Alicia Castro; hasta organizaciones sindicales como la CTA del diputado Hugo Yasky pasando por funcionarios orgánicos como el ministro de Desarrollo Humano bonaerense, Andrés Larroque, o el de Cultura, Tristán Bauer, que en la mismísima Casa Rosada anunció que marcharía el domingo. Todos se referencian en la vicepresidenta.

Horas después y con el jefe de Gabinete Juan Manzur -que motorizaba el acto original y luego lo descartó- en el exterior, el Presidente aceptó habilitar las movilizaciones. “Ahora que podemos, movilicémonos a todas las plazas, para recordar esa gesta histórica que fue el 17 de octubre de 1945″, escribió Fernández. Otra vez: la vicepresidenta pidió evitar la mera “actitud recordatoria”.

En la antesala del 17-O, varios distritos del Conurbano bonaerense aparecieron con pintadas contra Mauricio Macri. El gobernador Axel Kicillof participó de un acto en Berisso -el kilómetro cero del peronismo- e insistió con los pedidos para que la militancia se movilice. “Militar es salir a la calle. Necesitamos que el pueblo organizado le ponga músculo a esa transformación”, sostuvo en compañía del intendente local y de la primera candidata por la Provincia Victoria Tolosa Paz, que ya anticipó su presencia en Plaza de Mayo.

Los grandes ausentes será los gremios de la CGT, que ya anunciaron que movilizarán el lunes 18 para que -en palabras del líder de la UOM Antonio Caló– los trabajadores puedan estar en familia en el Día de la Madre. Las tensiones en el oficialismo son indisimulables.

El 17 de octubre de 2020 la situación fue similar, el Presidente había organizado en medio de las restricciones sanitarias por la pandemia un acto presencial en la CGT al que Cristina Kirchner, aunque estaba invitada decidió no asistir. La militancia podía acompañar de manera virtual con un avatar en un sitio, que colapsó enseguida. La militancia oficialista terminó saliendo a la calle en caravanas y el Presidente recuperó oxígeno político, algo que necesita de manera imperiosa.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS